El verano se hizo para descansar, para olvidarnos del trabajo, para viajar, disfrutar y dejar atrás todo el estrés del año y creemos que como el clima es rico somos inmunes a todo… pero cuidado!! En verano también nos podemos enfermar, y vaya que es desagradable estar enfermo cuando hace tanto calor.

Cuando hablamos de “enfermarse” se tiende a pensar en el típico resfriado, pero no es la única enfermedad que se presenta, y a continuación te enumeraremos algunas de las más frecuentes en verano y de seguro te sorprenderás:
1. La deshidratación: En verano estamos muy expuestos al sol o al calor por largos periodos de tiempo o en horas peak y sumándole el hecho de que no bebemos suficiente agua la deshidratación se puede hacer presente con facilidad. Si bien no es una enfermedad en sí, cuando nos deshidratamos nos sentimos verdaderamente enfermos pues conlleva vómitos, mareos, dolor de cabeza e incluso fiebre. Por eso cuidado con exponerse a altas temperaturas y recuerda beber mucha agua.

2. Otitis: La otitis se presenta con inflamación de los oídos con mucho dolor, esta se contagia principalmente por las bacterias y hongos en las piscinas. Debemos tener ojo con nuestros niños ya que son las principales víctimas de la otitis.

3. Intoxicación: Se presentan dolores estomacales, diarrea, náuseas y vómitos, se produce por alimentos en mal estado, descomposición, etc. Es por esto que debemos fijarnos en fechas de vencimiento, comer en lugares higiénicos y si transportamos alimentos en el auto debemos cuidar que se mantengan a baja temperatura.

6articulos

4. Infecciones Urinarias: Si bien esta enfermedad está presente todo el año, se vuelve más recurrente en mujeres en verano, esto debido a la humedad de los trajes de baño, aumentando la aparición de hongos, además el agua fría ayuda a la propagación de la infección y se presenta con dolor y mayor frecuencia al orinar.

5. Picaduras de insectos: En verano encontramos más insectos de lo normal y sus picaduras. Una picadura puede provocar hinchazón en la piel, llegando hasta vómitos y fiebre, y en el caso de alérgicos incluso puede llegar a ser letal. Recuerda llevar siempre un repelente contra insectos y en caso de picadura desinfectar la zona y acudir al médico.

6. Enfermedades respiratorias: Son muy comunes en verano, causadas principalmente por los cambios bruscos de temperatura (entre el calor y ventiladores, etc). Los más afectados son mayoritariamente los niños, y lo más recurrente son bronquitis o faringitis. Es bueno tener los cuidados adecuados para evitar el mal rato de resfriarse en verano.

Seguramente habías oído hablar de más de alguna de estas enfermedades, pero no te relajes, le puede ocurrir a cualquiera en algún descuido y debemos tenerlas muy presentes, no querrás arruinar tus vacaciones por alguna de estas enfermedades ¿o sí?
¡Protégete y protege a tu familia para que estas vacaciones sean inolvidables!